• En España
  • Lista de países
  • Para 7 días
  • Temperatura del agua
  • Mapa Satelital
  • El tiempo en el mapa
  • Informadores
  • user-avatar
    Iniciar sesión

    Los sismólogos han puesto una cruz en la costa noroeste de Estados Unidos

    Los sismólogos estadounidenses están levantando la voz de alarma porque  los movimientos de las placas oceánicas pueden causar los desastres naturales, que darán lugar a destrucciónes de decenas de asentamientos en la costa noroeste de los Estados Unidos.  

    Los sismólogos han puesto una cruz en la costa noroeste de Estados Unidos

    De acuerdo con expertos del laboratorio de la actividad tectónica y cartografía submarina de la Universidad de Oregon, un nuevo terremoto con una magnitud superior a 8 grados a escala de Richter se puede esperar cerca de la costa de Estados Unidos.

    El desastre natural a gran escala afectará a la llamada Cascadia - población costera de Estados Unidos de norte a oeste, se extiende desde la isla de Vancouver hasta el norte de California. Después del terremoto seguido vendrá un tsunami y una serie de réplicas que borraran de la faz de la tierra, decenas de pequeños pueblos situados cerca de la zona costera.

    La última vez un gran terremoto se produjo en esta zona hace 300 años. Los "megaterremotos" ocurren con una frecuencia de aproximadamente una vez cada 240 años, de esta manera, de acuerdo con los cálculos de los científicos, el terremoto con la magnitud superior a 8 grados a escala de Richter  tiene la probibalidad de un 45% de suceder en los próximos años y un terremoto de 9 grados a escala de Richter tiene la probabilidad del 15%.

    No sólo los expertos estadounidenses tienen pronósticos pesimistas. El hecho de que la Tierra ha entrado en una nueva fase sísmica, también lo creen los científicos rusos. Así, el jefe del laboratorio regional de geología y tectónica  en el Instituto del Pacífico de Oceanológicas, Valeriy Abramov, cree que ahora se produce una activación sismotectónica en el interior de la Tiera. La aumento de la actividad sísmica, los científicos predicen que se producirá durante el verano y el otoño de este año 

    Leer también